.

Violett Gurt

dscn0040Ahora es mi prueba de cinturón violeta. En este Karate, Kimura Shukokai, tenemos cinturón blanco, amarillo, tomate, verde, azul, violeta, marrón y negro. Después del negro tenemos las bandas rojas que se llaman los DAN. En eso podemos pasarnos toda nuestra vida. Mi cinturón, el azul, ya lo llevo algún tiempo porque además del medio año que toca invertir para obtenerlo, tuvimos que darnos una pausa de medio año más por las dificultades en las escuelas de mis hijos. El deporte competitivo cedió espacio al estudio.
Mi camino por la senda del Karate empezó desde abajo, o más bajo, si, más bajo que el cinturón blanco. Yo empecé por ser el chofer de mis hijos pues con tres hijos, yo me pasaba 3 horas de entrenamiento dos veces por semana, esperándolos, observándoles y calentando mi trasero en la banca. Mi deporte era entrenarme en boxeo, eso me fascinaba y me daba mucha energía, hasta que un día me lesioné mi brazo y no pude entrenar más. Mis hijos subieron de cinturón y los llevaron a una escuela por las afueras de Miami. Allá habían otras señoras y eso me animó a inscribirme y entrenar al mismo tiempo que mis hijos. Fue la mejor decisión que tomé. Ahora en Suiza, conseguimos una escuela en donde también entrenamos al mismo tiempo. Ellos por su puesto saben más, son más ágiles, más concentrados, mejores, sin embargo me ayudan y me guían. Nos apoyamos juntos. Tenemos un tema en común de conversación y eso nos ha unido con otros lazos interesantes.

Volviendo a mi prueba de ahora. Les cuento que estoy un poco nerviosa porque las dos katas que tengo que presentar para la prueba: Pidan Yondan y Pidan Godan no me salen sin errores todavía! Por su puesto, mis hijos las pueden al derecho y al revez, pero yo no. No sólo que me olvido de gritar KIA! en las dos Katas, sino que no me siento segura con los pasos en sí. La mejor base para dar una prueba…

Son las 10 de la mañana, hace una hora me vestí con mi atuendo de karate (GI), pensé que organicé todo para dejar paso a una horita de entrenamiento….quería comenzar a repasar…rrrrinnng, el teléfono, ding dong, la puerta… o, lo que no pasa muy menudo, pero es siempre bienvenido, he tenido dos pedidos de coaching en menos de media hora! VIVA! Por último, la señora que trabaja con migo me acaba de llamar para observar 4 ardillas comiendo el el árbol de mi jardín. Una belleza de momento! Lo que me recuerda que la vida es así y que para nadie es sencillo conseguir las metas que se propone. Cada uno tiene lo suyo, sus problemas, prioridades, sin embargo en la perseverancia está el triunfo. Hay que darle, lucharla, darse el tiempo para trabajar en lo que uno realmente quiere. Así que el romanticismo se tiene que acabar, me despido de ustedes y me voy a poner a repasar 20, 30 veces las benditas katas que me tienen que salir bien! Sólidas, elegantes, seguras! Mi mirada tiene que ser atenta, malvada y concentrada en los que me atacan. Mis puños tienen que cerrarse con firmeza, las patadas que doy tienen que componerse del movimiento de principio a fin y bien controlado, con fuerza! Mi cabeza tiene que rotar a la medida que los enemigos se acerquen para el ataque. No tengo que perder el equilibrio dándome las vueltas y sobre todo no tengo que mirar a la gente porque sino me mato de la riza y se me borra el cassette…como lo que me pasó ayer en plena presentación de la Kata, frente a mi Sensei!
Nada! No sabía nada, todo se me borró mientras daba el puñete en el aire…mis ojos buscaron a mis hijos para que me soplen lo que debía venir. Sus miradas desesperadas, viendo que su mamá se equivocó, me pusieron más nerviosa aún. Por suerte Raúl movió sus manos entre escondido y tímido y me mostró lo que venía después. Qué alivio!

Ahora no puedo darme el lujo de un Black Out. Ahora no!

Espero poderles comunicar mañana que ya me cambiaron el cinturón…

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

3 Comments »

  1. avatar

    María Isabel

    María Isabel:

    felicitaciones!!!! cinturón violeta!!! y todo lo que conlleva. No puede ser más que un trabajo inspirador y divertido que cada día endulza o le pone sazón a cada semana. Una gran meta que ha tomado muchos años y que va dando sus recompensas.

    comment-bottom
  2. avatar

    MK

    Herzliche Gratulation! Jetzt aber Vorsicht und Respekt – das gefällt mir:-))

    comment-bottom
  3. avatar

    Yvette

    Gratuliere Dir und den Kindern zu der Farbe Violett! … viel Arbeit und Disziplin, aber auch Freude und Begeisterung muss man “investieren”. Alles Gute! Y.

    comment-bottom

Leave a Replay

If you want a picture to show with your comment, go get a gravatar!